EL CORAZÓN TIENE RAZONES QUE LA RAZÓN NO ENTIENDE

Y estas razones ni siquiera tienen que ser lógicas, racionales o moralmente aceptables. Simplemente son argumentos que buscamos ya sea para entender, o para justificar por qué a veces actuamos de una forma determinada, especialmente si vamos en dirección opuesta a lo que la razón nos dicta.

Los sentimiento encontrados siempre producen confusión, rara vez sabemos cómo interpretarlos. Estos sentimientos producen emociones que se graban en la memoria emocional, sistema mediante el cual fijamos los recuerdos de las emociones vividas en experiencias pasadas.

Para mí, los recuerdos de experiencias pasadas son como piezas de un puzzle dispersas por nuestra memoria. No obstante, este puzzle sólo puede construirse, y sólo se le puede dar significado, pensando y sintiendo tal y cómo lo hacías en el pasado.

Porque en la memoria cognitiva a veces sólo se graban detalles, o trozos de escenas cortadas, como si de un film antiguo se tratase. Pero, en la memoria emocional lo que se graba es el sabor de la experiencia y la intensidad con la que la viviste. Si te marcó, o te dejo indiferente, si fue una experiencia amarga o por el contrario fue deliciosa. Todos estos sabores sirven como hoja de ruta para clasificar experiencias, y por extensión personas.

Una amiga me dijo una vez que ella no creía en el amor para toda la vida, ni en la existencia de la media naranja. En el momento en el que me lo dijo dudé, pero ahora estoy convencida de que tenía razón. Para ella, una conexión entre personas dependía fundamentalmente del momento, de que fuera el tiempo y el lugar exacto.

En teoría, cuando es el momento exacto todo fluye en la vertiente que sea, puede que establezcas una amistad o puede que descubras nuevos lugares, o que simplemente te quedes dónde estés, si es el momento todo discurre de forma natural hacia donde sea. Pero ¿y si no es el momento? ¿Y sí dos personas se cruzan en el momento incorrecto? ¿Y sí para una persona lo es y para la otra persona no? Está claro que el que espere algo experimentará algún tipo de decepción. Y el que no lo espera, posiblemente sentirá cierta presión y tomará cierta distancia ya sea a nivel físico o o a nivel emocional.

Esta experiencia, según la intensidad y el significado para cada una de estas personas, habrá dejado una huella de un color determinado en su memoria emocional. La misma experiencia se habrá grabado de formas totalmente diferentes para dos personas que se encontraron en el momento incorrecto, es más puede que una de ellas apenas la recuerde.

Pero ¿qué sucedería si este encuentro se repite en momentos más adecuados? ¿Sería capaz una de esas personas de ver más allá de sus recuerdos? ¿Podría en un futuro sustituir los viejos recuerdos por otros más recientes?

No tengo respuesta para esto. Pero intuyo que dependerá de la intensidad de ambos. El recuerdo que tenga más impacto emocional, será el que mejor se grabe en la memoria, y por tanto el qué con más nitidez se grabe.

Si el ser humano establece relaciones entre experiencias y personas, es de entender que lo haga también con sus recuerdos. El recuerdo que uno tenga de una experiencia, en cierta forma influye en el recuerdo que persista sobre cómo actuaron las personas presentes en ella.

En cierta forma, así se forjan las relaciones estrechas. A partir de multitud de experiencias compartidas con personas que en su momento te mostraron su apoyo. Eso es lo que se graba en la memoria emocional, la emoción más intensa, sea positiva o negativa.

Quizás lo ideal sería que nuestra memoria emocional fuera como las particiones de un disco duro, dónde recuerdos positivos y negativos estuvieran separados en unidades aparte. De esta forma, cuando acumulásemos experiencias negativas, podríamos formatear la unidad y empezar de cero.

Sin embargo, lo real es que tenemos una única memoria para todo. Una memoria con la capacidad de almacenar tanto las peores heridas de guerra, como las mejores hazañas de vida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s